viernes, 5 de diciembre de 2014

MODIFICACIÓN ARLEQUÍN PORTUGUÉS
         Los pasados 21 y 22 de junio de 2014 tuvo lugar en la ciudad de Massy – Palaiseua la reunión de Jueces Expertos de  canarios de postura de la C.O.M con el fin de estudiar las propuestas de modificación de diversas razas, y, en su caso, modificar el estándar de dicha raza.
         Para  el Arlequín Portugués los representantes de Portugal proponen agrupar los conceptos de Patas y Cola en uno solo apartado con 10 puntos, y poner 15 puntos en el apartado Color, en lugar de los 10 puntos actuales.
         Es un cambio que tiene una parte lógica, la de aumentar a 15 puntos el apartado Color, ya que éste es una de las características de esta raza; pero tiene una parte que no es lógica: unir las patas y la cola cuando no tienen nada en común y las patas no influyen en la cola ni ésta en las patas. Lo más lógico es conceder 5 puntos a las patas y 5 puntos a la cola.
         También se propone  que la posición sea de 60º en lugar de 55º.
         Se pide precisar y recordar que la moña debe ser triangular.
         Se ven con mucha frecuencia moñas muy redondeadas. Creo que conseguir moñas triangulares es una utopía; son muchos criadores y estudiosos de los canarios que consideran que la moña es genéticamente redonda y que las moñas llamadas “triangulares” son defectuosas por escasez de plumas en la parte delantera y con la moña levantada en la parte trasera. Desde luego que se podría llegar a fijar genéticamente esos “defectos” y llegar a tener una moña realmente triangular.
         También hay que precisar que en el apartado Color es necesaria la presencia de lipocromo rojo y blanco, y que se admite cualquier melanina (bruna, ágata, Isabela, etc.).
           Se propone un nuevo diseño pero que no puedo decir cuál es.
          La propuesta es aceptada.

viernes, 7 de noviembre de 2014

RHEINLÄNDER
Giuliano Passignani
Artículo aparecido en Italia Ornitológica
Enero 2012.
         Han transcurrido algunos años desde que el Rheinländer apareció oficialmente en las exposiciones ornitológicas y creo que es oportuno volver a hablar de esta raza, en particular de su forma y de su longitud.
         El Rheinländer es un canario de forma y posición lisa, de talla pequeña, y es una de las razas que mejor deben tomar la posición prevista en el estándar. La posición de este pequeño canario es semierguida, con el cuello ligeramente echado hacia delante y con la cola que se separa poquísimo de la punta terminal de las alas, haciendo que su forma sea ligeramente curvada.
         El Rheinländer puede  conseguir la forma arqueada cuando su longitud está entre once y doce centímetros, la medida establecida en su estándar. Los ejemplares más pequeños, que se pueden ver en algunas exposiciones, no pueden tomar la forma ligeramente curvada; su pequeña longitud hace que se yergan como si fuesen pequeños Llarguet.
         Esta raza tiene dos variedades: los moñudos y los de cabeza lisa y, como ocurre en la razas de canarios moñudos, la mejor posición la consiguen estos últimos.
         Si observamos atentamente el diseño del estándar del Rheinländer vemos que las formas del cuerpo son muy similares a las del Lancashire, aunque la longitud de este último es el doble que el del Rheinländer.  Las características más parecidas son la forma de la moña y la forma del cuerpo.
    
          Tanto en el Lancashire como en el Rheinländer la moña no debe ser redonda, sino como una herradura; la parte delantera de la moña debe cubrir ligeramente el pico y llegar a penas a la parte superior del ojo, terminando inmediatamente detrás del mismo, teniendo en cuenta que la moña, genéticamente, abarca toda la cabeza.

         En las moñas que tienen eumelanina se aprecia muy bien lo que se acaba de decir, pero es muy importante que la parte de la moña que está detrás del ojo llegue a la nuca bien pegada, y que parezca que no existe. La moña, que es una de las características esenciales, requiere un plumaje muy  fino, ligeramente largo que caiga uniformemente por todas partes.
         La otra característica que tiene similar al Lancashire es el cuerpo, la parte que va de la garganta a la cloaca. Partiendo del cuello, la forma debe ser cóncava y el inicio del pecho debe invertir esa forma convirtiéndose en convexa y lograr la máxima expansión en la parte superior del pecho, creando así  en el Rheinländer la denominada forma de botella,  acorde con el  pequeño  tamaño de esta raza. Cuando el Rheinländer es muy pequeño, como algunas veces se ve en las exposiciones, el cuerpo no tiene esta forma de cuello de botella, como tampoco toman la ligera posición arqueada. 
         En el Rheinländer está sucediendo lo que ocurriendo lo que con la Raza Española, que primero se debería valorar la longitud y luego la forma del cuerpo. Para el Rheinländer la forma y la posición exigida por el estándar se evidencia muy bien cuando el canario tiene una longitud entre 11 y 12 centímetros. La forma del cuerpo. La forma del cuerpo viene dada por la longitud del plumaje que necesariamente debe ser ligeramente largo, sobre todo para que tenga en el cuello la forma de botella, y para la moña, que a menudo deja entrever un pequeño hueco.
         Los canarios pequeños, y los demasiado pequeños, pierden las características esenciales del Rheinländer, a saber: la posición ligeramente curvada y la forma que tiene que tener el cuerpo en la parte más ancha y más alta del pecho.
          Los sujetos pequeños, a menudo también demasiado pequeños, pierden las características esenciales de Rheinländer, a saber: la posición ligeramente curvada y la forma del cuerpo que debe tener la parte más ancha en la parte alta del pecho.
         El Rheinländer no es diferente del resto de canarios de pequeña talla que son mucho más vivaces que las razas de mayor tamaño. Por lo mismo hay que habituarles a la jaula de exposición, colgando dicha jaula en la voladera y poniendo comida o fruta dentro de ella para que se vayan habituando a la misma. Poco a poco se les cierra la jaula de exposición de forma que vayan pasando tiempo en ella. Cuando ya se les tenga permanentemente se debe cambiar la jaula de sitio y de ambiente (más ruido, más personas, etc), para que estén tranquilos en el momento del concurso. 

martes, 7 de octubre de 2014

LANCASHIRE: estándar con fotografías.
    He encontrado en una página web francesa (cuya dirección no tengo) este estándar del Lancashire, acompañado de excelentes fotografías. Es un trabajo que me parece muy interesante y por eso lo pongo en mi blog. Las fotos se salen de su sitio para que no se vea bien lo que nos quieren transmitir. 

Cabeza y moña.



































Talla.



Posición.


Nuca y cuello.

Cuerpo, plumaje y patas.


Condición.


jueves, 11 de septiembre de 2014

LA UTILIZACIÓN DEL GLOSTER INTENSO EN LA CRÍA
N.WALLACE y G. STOREY
National Gloster Club 
       Un artículo de una gran calidad  sobre el Gloster, escrito por dos expertos criadores británicos.
        Para criar Glosters de calidad y que puedan ganar en las exposiciones, debemos inevitablemente recurrir a los pájaros nevados. En el momento de los emparejamientos es necesario pensar en echar nevado X nevado. Esto es necesario para conservar la redondez del cuerpo asi como la forma de la cabeza y las cejas.  
 
       El criador de Glosters no puede recurrir año tras año al acoplamiento de intenso X nevado, ya que la redondez desaparecería y tendíamos unos pájaros con cabeza pequeña, sin cuello, de pequeña talla, con plumaje corto y tipo que sería más como el del Fife que del Gloster.
 
       Conviene recordar los dos puntos importantes siguientes:
       1.- no se deben emparejar año tras años nevado X nevado.
       2.- hay que elegir bien los pájaros intensos.
       Los emparejamientos continuados de nevado X nevado tendrán los efectos siguientes:
1.  Alargamiento de las plumas.
2.  Relajación del plumaje.
3.  Pérdida de color.
4.  Aumento del plumón.
      El aspecto general de un pájaro con estas características es: plumaje difuso, impreciso; color sin brillo ni intensidad y grandes cejas. Cuando se cogen estos pájaros parecen un paquete de plumas, sin cuerpo, ni firmeza. Estos pájaros son inservibles tanto para la cría como para las exposiciones.
       Se debe buscar un pequeño pájaro rechoncho mostrando redondez y        anchura desde cualquier ángulo, la cabeza bien redondeada, ancha, las cejas bien marcadas y con mofletes. Bien relleno bajo el pico con un pecho bien redondeado y ancho. La cola corta, estrecha en forma de tubo con la misma inclinación que la espalda, con las alas bien cerradas sobre la rabadilla. La moña debe ser bien redondeada, completa, saliendo del punto central que debe ser lo más pequeño posible, y adherida en la nuca.
 
       El Gloster estará bien equilibrado, con unas patas cortas, ligeramente flexionadas, muslos no visibles, dando al pájaro una cierta fiereza. El plumaje cerrado, pegado al cuerpo pero no duro. Un color natural brillante, más intenso en los machos que en las hembras. Estas últimas son más tranquilas, los machos saltan más de un posadero a otro. El Gloster debe tener un equilibrio entre el tipo y la calidad del plumaje. 
       Para apreciar bien un Gloster es necesario cogerle para sentir si el plumaje es sedoso. En el momento de realizar los acoplamientos tenemos que utilizar dos de nuestros sentidos, la vista y el tacto, pero para el enjuiciamiento solo se utiliza la vista. Es importante utilizar al máximo el sentido del tacto en el momento de hacer las parejas.
 
       Elegir un pájaro de plumaje intenso para mejorar el criadero puede ser una experiencia desalentadora dada la cantidad de aspectos a tener en cuenta. Podemos resumir algunas.
1.  ¿Dónde comprar el pájaro?
2.  ¿Comprar un consort o un corona?
3.  ¿Coger un macho o una hembra?
4.  ¿Qué es más importante, la profundidad del color o el tipo?
5.  ¿Escoger un unicolor o un pintado?
6.  ¿La talla del canario es importante, especialmente cuando se trata de un macho?
       Vamos a responder a estas cuestiones.
       1). Cuando vais a comprar un Gloster intenso, pensad que es para mejorar vuestra estirpe de canarios nevados. Muchos Gloster, y cada criador tiene uno o dos, poseen un plumaje más basto, demasiado pesado. Estos canarios tienen una gran cabeza, demasiadas cejas, una nuca demasiado robusta, una cola larga, plumas alrededor de las patas, un color débil (lavado) en comparación con otros canarios, y cuando se les coge el plumaje es impreciso: ni suave ni duro. Cuando se tienen muchos pájaros con estas características se tiene un problema en el criadero y es necesario intentar corregir ese problema.
 
       Si el porcentaje es muy elevado, habrá que tomar medidas enérgicas, es decir deshacerse de la mayoría de ellos. Solamente se tiene necesidad de dos o tres pájaros para crear una estirpe de Gloster con el tipo y la calidad necesarios para participar con posibilidades de éxito en las exposiciones.
       La regla más importante, cuando se utiliza un intenso, es emparejarle con el mejor de vuestros pájaros. No pensemos únicamente en el tipo, sino también en mejorar la calidad del plumaje. No creáis que la introducción del plumaje intenso puede remediar inmediatamente el resultado de numerosos años de doble emparejamiento de nevado X nevado. Esto no es posible, es necesario tiempo y paciencia.
       Cuando compréis un intenso mirad primero el plumaje y el color de los pájaros nevados del criadero. Estos deberán tener un plumaje claro, un buen color y tener un tipo digno de competir en las exposiciones. Si el criador os enseña sus intensos, fijaros en los mejores.
 
       Estos intensos deben tener un buen color, un plumaje corto y la cola cerrada (en forma de tubo). Las alas largas, bien cerradas, las rémiges bien colocadas. Las cejas no deben ser demasiado grandes, la moña de los coronas debe tener un buen punto central y que caiga bien. La nuca no será muy robusta comparada con la de los nevados. Es corriente ver nevado  alrededor de la nuca, los machos no deben tenerlo, las hembras muy poco.
 
       No podéis ni debéis comprar intenso para ganar en las exposiciones porque a veces, los ganadores no tienen el tipo y la calidad que buscáis para mejorar el plumaje de vuestros nevados. Algunos nevados obtenidos de intensos son más útiles que ciertos intensos puros que muestran demasiado plumón y cuyo plumaje no es corto.
       El intenso que compréis debe provenir de una estirpe muy buena de pájaros con unas características óptimas en el plumaje  de los nevados. Recordad que el intenso debe ser un útil o instrumento de cría.
       2) ¿Se debe comprar un corona o un consort? Lo mismo da, depende de los pájaros que tengáis de cada clase. Las características en las que hay que fijarse son el color, un plumaje corto y naturalmente en los elementos genéticos: el pedigrí.
       3) La compra de un macho o de una hembra no es la decisión más importante, pero un macho nos da más posibilidades para el futuro pues se puede echar con varias hembras. Nosotros preferimos las hembras consort de color puro pues pensamos que estos canarios están más cerca del estándar que los machos corona o consort. Las hembras corona tienen tendencia a ser más pequeñas.
       4) Preferimos los pájaros verdes puros o con pequeñas manchas más que los pintados por la única razón que el verde es el color natural que debe ser utilizado con los canarios claros o pintados. En otras razas, los ¾ pintados y los verdes se utilizan siempre para conservar la intensidad del color de los canarios claros o ligeramente manchados. Por la misma razón debemos utilizar el Gloster intenso verde puro.
 
       5) Cuando vais a introducir pájaros intensos después de varias generaciones, es porque en el plumaje de los canarios de vuestro criadero  falta  color y  calidad en el plumaje, que son más importantes que el fenotipo, pero lo más importante es la genética del pájaro. Tenéis que considerar las líneas de vuestro criadero y comprar los intensos en consecuencia.
       6) Los machos intenso que debéis comprar tienen que ser ricos de color, con un plumaje corto, sin nevazón alrededor del cuello o en la espalda. Tienen que tener patas cortas, alas de adecuada longitud con una cola estrecha. La longitud de las alas da una indicación de la longitud del plumaje del cuerpo. Las hembras son más pequeñas y con mejor tipo que los machos.
 
       Estas son las reglas generales a seguir para introducir intensos. Nosotros preferimos hembras consort intensas (hijas de machos intensos) para emparejarlas con los mejores machos. De tales emparejamientos hemos obtenido algunos de nuestros mejores coronas.  
 

 

 

 

 

 

 

 
 


viernes, 8 de agosto de 2014

COMENZAR CON EL GLOSTER

Artículo original de  Cottrell Dave
        
         No existe para mi ningún pájaro comparable al Gloster, aunque siempre me han atraído todas las razas de canarios. Para cualquier persona que se dedique a la cría de canarios, lo más importante es un buen comienzo, porque no hay nada más desmoralizador que observar después de tres o cuatro años que la calidad de las aves es tan débil que “no hay otra alternativa que volver a empezar de cero”.
          Hay quienes recomiendan al principiante de comenzar con aves de cualquier calidad a fin de coger experiencia en la cría, pero yo no estoy de acuerdo con esta recomendación.
         ¿Por qué perder tres años cuando directamente se puede formar una estirpe que os hará progresar? Desde mi punto de vista es mejor reunir directamente una pequeña cantidad de Gloster que se aproximen al estándar. Para el bien de la afición, y para fomentarla, no es deseable que criadores de renombre vendan sus excedentes de pájaros de mediocre calidad a precios prohibitivos a los principiantes. Sería más honesto que admitiesen que en cada tronco o estirpe, por muy buena que sea, cada año salen canarios que no tienen calidad para acudir a las exposiciones. Estos pájaros de una buena estirpe pero no de altísima calidad, pueden muy bien servir para el comienzo de los principiantes.

         Mis comienzos con el Gloster se coronaron con éxito porque tuve la suerte de adquirir mis primeros ejemplares para criar a tres aficionados con reputación, que eran serios y honestos. Se trataba de Arthur Young, Peter Shepherd y John Thornton.  Combinando juiciosamente  los pájaros de las tres líneas, progresé rápidamente. Comprando 6 parejas en casa de tres aficionados serios, se tienen muchas posibilidades de que un debutante tenga una buena base para hacer su línea o estirpe.
         Después de una primera temporada de cría con estas parejas, es necesario observar cuales nos han dado los mejores ejemplares y volver a casa del criador de origen con el fin de tener más de seis ejemplares.
         Como el objetivo es obtener pájaros que se aproximen al estándar, reconozco que hay un pequeño punto negro en el inicio de las variedades de Gloster difíciles de criar. Yo no aconsejo al principiante incluir ejemplares brunos o intensos al principio. 

         Los brunos e isabelas hay que utilizarlos con cuidado, a causa de la tendencia hacia una menor calidad de la forma, pero también porque los machos pueden portar ese factor de forma oculta y reaparecer en el momento en que menos se espera.
         Los intensos, si se les utiliza con poco cuidado, pueden dar un plumaje largo y áspero o duro.
         Opino que las seis primeras parejas de partida deberían estar compuestas de nevados manchados las ¾ partes, con uno o dos verdes puros, y eventualmente, un azul (melánico de fondo blanco).
         El momento de introducir intensos llegará cuando el principiante ya tenga experiencia en la cría, y cuando la calidad del plumaje lo exija.
         Soy partidario del emparejamiento convencional de corona X consort y aconsejo que haya un equilibrio entre las dos variedades en el criadero.
         Todo aficionado que empieza debe esperar que con el paso del tiempo, criadores experimentados hagan comentarios, a veces negativos, sobre la calidad de su tronco o estirpe de Gloster. 

         Es necesario que no caiga en el desanimo y debe darse cuenta que también tiene pájaros de calidad. Tiene que aprender a dar sentido a las cosas y admitir que una opinión honesta, incluso cuando es crítica, tiene más valor que mentiras dichas para complacer. Es el precio que se debe pagar si se quiere evolucionar y mejorar.                                                                                                
Cottrell Dave
Extracto de la revista « National Gloster Club »


martes, 15 de julio de 2014

LOS PROBLEMAS DEL LANCASHIRE
John SCOTT nos describe la caótica historia del Lancashire y de los problemas y dificultades que tuvieron que vencer los aficionados a esta antigua y bella raza.
El moñudo Lancashire existe en Gran-Bretaña  desde la mitad del siglo 18. La moña siempre era circular. No conocemos otros detalles de la aparición de esta mutación ni los medios utilizados por los criadores de la época para desarrollar esta característica.
En la primera exposición nacional de 1857 en Nottingham, les canarios participantes eran los Bossus Belgas, los Lizards y los London Fancy. Le Bossu Belga había sido perfeccionado por los aficionados en su país de origen. Igualmente el Lizard y el London que se presentaron como pájaros de exposición durante un gran número de años, fueron criados por aficionados de clubs especializados de la región de Londres.
Es extraño que los canarios moñudos estuviesen ausentes en Nottingham, ya que solamente dos años más tarde, en el Crystal Palace, además de las tres variedades mencionadas anteriormente, aparecían algunos moñudos. Se les describía como canarios que tenían un penacho de plumas sobre la cabeza. 

Sin embargo, para presentar una variedad de canarios en una exposición, antes tiene que haber un estándar. Esto hace pensar que hubo criadores que intentaban alcanzar ese estándar un poco antes de 1850.
En aquel tiempo, el Norwich formaba parte de los canarios de talla media, valorándose más la calidad del plumaje y el color que el tipo. Había dos clases: el cabeza lisa y el moñudo.
Pero parece que había otro tipo de canario moñudo, de mayor talla y que existía desde hacia tiempo. Era el Manchester que se menciona en el libro de 1876: The Book of Canaries and Cage Birds escrita par W. A. BLAKSTON. 
El autor habla del lugar principal de cría de esta raza que se encontraba en la ciudad de Manchester y alrededores. En esta región este canario se expuso durante casi 40 años. No se menciona nada más de esta raza que posiblemente fuese el mismo Lancashire.
 
En la descripción que sigue, BLAKSTON, menciona las variedades que existían en aquella época para destacar aquellos que tienen un plumaje que los criadores de entonces trataban de mejorar. El Lancashire se reconoce como el gigante de los canarios, con una fuerte  cabeza, bien llena, con una gran moña y con las espaldas poco desarrolladas. La longitud, las proporciones masivas que dan una impresión de poderío, y una posición fiera y levantada, son las características de esta ave.
BLAKSTON explica que la moña difiere, en tamaño y en forma, con la del Crest. En la parte delantera las plumas vienen de un punto central hacia la frente del canario y por detrás, la moña se confunde  con el plumaje de la cabeza y del cuello. De hecho nos encontramos con una moña en semicírculo de la que solo es perceptible la parte delantera, por lo que muchos aficionados hablan de una moña con forma de herradura. Esta diferencia es la verdadera característica del Lancashire moñudo (Coppy en inglés).
      En 1860 el Lancashire estaba en condiciones de ser popular entre los aficionados a los canarios. pero esto no sucedió. Sobre 1873 los criadores de Norwich empiezan a utilizar este canario grande y fuerte para mejorar sus criaderos. 

 La talla, la textura del plumaje y las cabezas más anchas, van a aportar a los Norwich lo que les faltaba. En lo que concierne a los criadores de Crest, estos se van a arrojar literalmente sobre los Lancashire moñudos para mejorar sus pájaros. Se habla en esta época de “Crest manía” y éste dura un poco más de 30 años.
Las mejores moñas de los criaderos de Lancashire se vendían a altos precios, y esto fue catastrófico para la raza. Los cabezas lisas se buscaban por otros criadores que estaban intentando crean una nueva raza que se llamaría Yorkshire.
Finalmente el Lancashire llega a ser una variedad muy minoritaria  en el mundo de la canaricultura. Su suerte estuvo ligada a la del Lizard hasta la segunda guerra mundial, pues el club que existía entonces se ocupaba de las dos razas.
La última noticia conocida menciona que en 1938, en una exposición en Manchester, un Lancashire moñudo ganó gracias a su elegancia, una gran moña en forma de herradura, una longitud excelente y un esplendido plumaje. En cabeza lisa el canario vencedor tenía un plumaje intenso y una magnífica cabeza.
Al final de la guerra, la asociación Lizard-Lancashire desapareció. Si el club Lizard fue rápidamente reformado, no ocurrió lo mismo respecto al Lancashire. Ocasionalmente se ven algunos ejemplares en el National en las diversas variedades, pero es necesario esperar a los años sesenta para que Terry Dodwell aceptase el desafío de reconstruir esta raza.
Esta decisión coincide con la creación de l'Old Varieties Canary Association que, como su nombre indica se ocupará de relanzar el interés por las antiguas razas.
Cruzando Yorkshires grandes, de buen plumaje, con canarios Crested, y practicando una severa selección, los antiguos Lancashire renacieron después de 4 ó 5 generaciones.
Lo más difícil de conseguir es la curiosa moña en forma de herradura.
Los Lancashire para exposición tienen que ser de color amarillo, tanto intenso como nevado. La moña puede ser oscura o manchada de oscuro.
John C. SCOTT
Extracto de « Cage & Aviary Birds »