domingo, 23 de diciembre de 2012

 GLOSTER MOÑUDOS
 
           El canario Gloster es una raza moñuda y esto es algo que se olvida con demasiada frecuencia. No es raro ver criadores que casi solo tienen Gloster sin moña como reproductores. Algunos se han hecho especialistas en la variedad sin moña y argumentan que así es más fácil obtener buenos ejemplares y conseguir premios en los concursos. A mí me gustan más los canarios con moña, sobre todo cuando esta es de gran calidad.
 
 
 
          Esta moña es de una gran calidad. Las plumas son largas y casi cubren el ojo, aunque no se puede apreciar perfectamente. La unión de las plumas posteriores de la moña con el cuello es perfecta. El plumaje parece de gran calidad y está bien ordenado y colocado.  
 
 
           La forma de esta moña es la perfecta: totalmente redonda. El punto central está en el centro y esto no es frecuente, pues en muchos ejemplares está desplazado sobre todo hacia delante. Las plumas salen de forma ordenada y simétrica del punto central y están repartidas por igual, no habiendo ninguna zona de la cabeza que presente claros o menos densidad de plumas. Las plumas de la moña parecen muy largas.
         
            
 
             Tanto en esta foto como en la anterior se pueden observar algunas plumas de la moña ligeramente descolocadas. Cuando el canario tiene las plumas de la moña muy descolocadas muchos aficionados recurren a "peinarlos", humedeciendo las plumas y llevandolas a su sitio con un pequeño cepillito o pincel. Si las plumas se vuelven a descolocar hay que recurrir a darles "fijador". El que se suele utilizar con los canarios es agua con azucar o con miel, para que esta mezcla pegajosa mantenga la pluma en su sitio y no sea en absoluto peligrosa para el canario. Antes del concurso hay que lavar bien al pájaro o mejor darle oportunidades para que se bañe.
 
           Las plumas largas dan hermosas moñas pero tienen un "pero" .Si el canario tiene las plumas muy largas su tamaño se hace mayor. Las plumas se alargan cruzando nevado con nevado pero el canario se agranda en todas las dimensiones. Un Gloster nunca debe ser un Norwich o un Crest en miniatura. Es otra raza diferente.

 

 
Estas dos fotos muestran una moña de forma ovalada. La moña es muy bonita, con un punto central muy pequeño y muy bien delimitado, con las plumas de la parte trasera fundiendose muy bien con el cuello  y con una caída de las plumas magnífica. Pero todas estas cualidades tienen un pero: la forma de la moña no es la adecuada. La moña debe ser redonda, no ovalada.

 
 
            Esta moña no es de una calidad tan excepcional como las anteriores porque las plumas de la moña no se funden bien con las plumas del cuello y porque las plumas son de diferente longitud, posiblemente debido a que están en crecimiento. Si se va a criar con este ejemplar hay que buscarle una pareja que tenga plumas largas y que no presente "cuernos" en la parte trasera.

 
 
 
 
 
              Estas fotos corresponden a otro ejemplar con una moña que también es excepcional en todos los conceptos: forma redondeada, pequeño punto central, plumas bien fundidas con el cuello, etc.  La única pega que se le podría poner a esta moña podría ser que es un poquito larga y que parece que cubre el ojo; este es un punto que no está nada claro pues en ningún sitio se dice nada sobre la longitud ideal que debe tener la moña del Gloster. Personalmente creo que debe ser larga pero dejando visible el ojo por lo menos en su mitad inferior.
 
Ángel Rodríguez Cardeña 
 

 

 

 

3 comentarios:

  1. Gracias por estos artículos sobre el Gloster, son de gran ayuda.
    Sebas.

    ResponderEliminar
  2. Interesante el analisis me a echo caer en cuenta las penalisaciones de la raza,
    Saludos y felicidades

    ResponderEliminar