miércoles, 6 de diciembre de 2017

EL CANARIO DE MOÑA ALEMANA
CARACTERÍSTICAS DE LA MOÑA 
         Desde la descripción del estándar del canario de moña alemana, siempre ha habido dos opiniones diferentes sobre el tipo y sobre la moña. Georg A.Radtke ya escribió en 1968 acerca de las constantes discusiones con respecto al tipo y la capucha que   tenían lugar en la propia Alemania.  Incluso llegó a decir: Tienen más claro en el extranjero que entre nosotros, cuando un pájaro de Moña Alemana es de alta calidad.
          Como he dicho, hubo gran desacuerdo sobre la apariencia de la moña.  Klaus Speicher consideró como el "ideal racial" es la moña del Gloster inglés. Pero aquí hay que decir, que la moña del Gloster de los años 60 no era comparable con la de hoy.
 También y especialmente Georg.A. Radtke, que ha contribuido de manera destacada en la elaboración de muchos informes sobre la moña del canario y que ha criado durante muchos años con éxito esta raza, y Lothar Schüller han sido partidarios de las "moñas redondas".
Gustav Müll y algunos otros galardonados a ficionados, opinaron que un auténtico Moña Alemana debería tener un punto calvo en el cuello. Sólo entonces una moña puede considerarse como una verdadera moña alemana.  Esto se publicó entre otras revistas en Kanarienfreund nº.19 de 1975.
 Este conflicto, estas diferentes opiniones, ha sido tema durante varios años en las noticias y artículos de revistas, en exposiciones especiales y en conferencias de jueces.
En 1979, Theo Strack publicó su informe sobre los tipos de moñas en el Moña Alemana. Después de este informe de Strack, que en ese momento era el mejor criador de la raza Moña Alemana, los tipos de moña quedaron claros.  Strack describe las moñas literalmente, así como figurativamente y muestra las ventajas de las buenas moñas y las desventajas de las malas. Él fue el primero en describir la moña como realmente es: OVAL - y una buena moña es grande y OVAL.
 
 
¿Por qué es el Oval la moña del Moña Alemana y no es redonda como en el Gloster? Las razones de esto son, por un lado, el "ojo libre", que es como se fija que tiene que estar en el estándar. En segundo lugar, en la forma de la cabeza de las aves de color.  ¡Debido a estar el “ojo libre” y a que la cabeza no es redondeada vista de perfil y de frente, la moña pierde su volumen, y vista desde arriba como las plumas son más cortas a la altura de los ojos, la moña toma la forma OVAL!
Entonces, ¿cómo debe ser una moña alemana muy buena? Una buena moña es ancha y tiene una forma ovalada. Tiene un centro pequeño que se encuentra en el centro de la cabeza. Si es posible, el punto central debe estar a la altura de los ojos, en el mejor de los casos un poco más atrás. El pico está parcialmente cubierto. La línea lateral corre hacia el cuello en una línea ligeramente curvada. El ojo permanece visible. Entre el pico y la moña hay unas pocas plumas como "hacia arriba" (contra-resorte). ¡La transición al cuello es completa, sin calvas! La moña no muestra "orejas de faisán" o plumas levantadas en la parte trasera.
 
Defectos en la moña
 

 
Características de una buena moña
 
 
 
En esta foto se nos muestra una moña casi perfecta. 
 
La cabeza lisa
Se oye con mucha frecuencia que en los canarios de Moña Alemana no tiene importancia el ejemplar de cabeza lisa, que lo único que hay que buscar en estos ejemplares es un buen color. Nada más erróneo. Los ejemplares de cabeza lisa en la raza Moña Alemana son tan importantes como los ejemplares con moña.
Las buenas cabezas lisas para criar Moña Alemana deben tener una forma de la cabeza ancha y ovalada. Es muy Importante que el frente de la cabeza sobre el pico no sea sustancialmente más estrecho que la parte trasera de la cabeza. Cuando la parte delantera de la cabeza por encima del pico es mucho más estrecha que la parte trasera, la cabeza tiene forma triangular y hay un riesgo muy alto de que se formen cuernitos u orejas de faisán en la parte trasera de la moña. También es importante que la cabeza lisa también tenga esas pequeñas plumas ligeramente hacia arriba sobre el pico.
Como ya se ha dicho, la forma de la moña está esencialmente determinada por la forma de la cabeza de ambos congéneres. Si un ejemplar que se destina a la cría no tiene una cabeza adecuada, la moña más hermosa no ayudará mucho en la cría. Ya hemos dicho que la cabeza debe ser ancha, ovalada y plana.  
A continuación se muestran unas fotos de moñas de alta calidad: ovales, con el punto central sobre el ojo, mucho volumen sobre el pico y una transición perfecta en el cuello.
 
 
 
 


Las siguientes ilustraciones muestran los defectos en la moña.
 


1 – Moña ideal. Hermosa moña ovalada con un centro claro sobre el ojo.
2 – Moña que se extiende muy abajo por el cuello. El centro es una raya en lugar de un punto.
3 – Moña redonda. El centro no está claramente reconocible.
4 – Moña que no tiene una transición gradual en la nuca, y no se extiende bien sobre el ojo en una línea curva que se debe dirigir al cuello.
5 – Moña dividida en la frente. Poco volumen de la moña sobre el pico.




sábado, 14 de octubre de 2017

         ARLEQUIN PORTUGUES (3ª parte)
El presidente de la comisión técnica de canarios de postura del Colegio Portugués de Jueces, D. Paulo Fereira, escribió este magnífico artículo sobre el Arlequín Portugués, que espero sea de gran utilidad para aficionados y jueces.
TAMAÑO – 10
En cuanto al apartado Tamaño se decidió aumentar la longitud (la medida entre la parte superior de la cabeza y el extremo de la cola) a 15 cm y eliminar la subjetividad del anterior Standard que solo se refería al mínimo de 14 cm. La distinción con respecto al canario de color es ahora más acentuada.
Es de notar que, anatómicamente, la mayoría de las razas no difieren mucho, y gran parte de la longitud es debido al grado de extensión del cuello y al tamaño de la cola. Es necesario no olvidar que el tamaño engloba, más allá de la longitud, la proporción y el equilibrio global entre las varias partes del cuerpo. La introducción de otras razas, teniendo en cuenta el aumento de la longitud del ave, como el Llarguet Español o el Bernés - 16 cm debe ser visto con precaución debido a las demás características indeseables que pueden importarse al Arlequín.
 
PLUMAJE – 10
       El plumaje es de gran importancia porque puede traer efectos positivos (o negativos) a las otras rúbricas de forma, tamaño y moña.
De hecho, el plumaje debe ser de muy buena calidad para ayudar a definir bien la forma del ave y permitir una moña / cabeza correctas.
Teóricamente el Arlequín, que se pretende que sea esbelto y largo, sería más fácil de conseguir con un plumaje intensivo lo que le garantizaba el necesario plumaje adherido y compacto. El hecho de que se desee un canario de categoría mosaico viene a complicar la selección, por lo que será necesaria una atención constante con la calidad y estructura de plumaje de los reproductores para alcanzar los objetivos perseguidos.
 
El plumaje debe ser muy sedoso y adherido. El exceso o desorden de plumaje debe ser bastante penalizado.
 
POSICIÓN / MOVIMIENTO – 10
El apartado Posición y Movimiento es importante porque resalta las características del Cuerpo y del Tamaño además de subrayar la vivacidad y alegría del Arlequín Portugués.
Se pretende una posición erguida y altiva, formando la línea dorso-cola un ángulo de 55 ° con el posadero.
La posición adoptada por el ave está en gran medida relacionada con la morfología de la raza y con la posición de equilibrio más confortable. En la raza Arlequín portugués pensamos que el ángulo preconizado es adecuado teniendo también en cuenta la gran alegría y vivacidad de esta ave. El vigor y la posición adoptados al saltar entre los percheros son también importantes en la evaluación.

PATAS – 10
        Las patas deben ser fuertes y agarrarse con firmeza al palo o posadero. Son largas y ligeramente flexionadas, contribuyendo a la posición adoptada en el posadero, dejando ver los muslos que deberán estar bien emplumados. Deben ser lo más variadas posible respecto a manchas melánicas, no debiendo ser todas melánicas o todas lipocromas.
 
COLA – 5
La cola debe ser larga y estrecha, contribuyendo a la longitud del ave y al equilibrio global del cuerpo. Deberá ser lo más variada posible. La cola no debe sobrepasar un tercio de la longitud total del ave para garantizar las proporciones del cuerpo. Las plumas largas de la cola terminan con una ligera bifurcación.

CONDICIÓN – 5
La Condición General del ave corresponde a lo necesario para cualquier raza de exposición: limpieza, salud y vivacidad, habituación a la jaula y buena presentación.
La jaula de exposición adecuada - tipo Border con 2 perchas - es la misma a la utilizada en las razas de canarios de porte Border, Fife Fancy, Hoso, Scotch Fancy, y Raza Española y favorece la evaluación de las características de esta ave.

Fuente: COA. Paulo Fereira
Presidente de la Comisión Técnica de Porte del CPJ




viernes, 15 de septiembre de 2017

ARLEQUIN PORTUGUES (2ª parte)
El presidente de la comisión técnica de canarios de postura del Colegio Portugués de Jueces, D. Paulo Fereira, escribió este magnífico artículo sobre el Arlequín Portugués, que espero sea de gran utilidad para aficionados y jueces.  
 
COLOR – 15 puntos.
El color, inicialmente considerado como la rúbrica más característica de la raza Arlequín portugués, tiene en el presente estándar una menor importancia relativa. De hecho, y dado que es una raza de porte, la partida Color no podrá tener la valoración que inicialmente le fue asignado. Por ese motivo se bajó su puntuación a 15 puntos (con importancia idéntica a la raza Border), lo que en nuestra opinión es muy correcto y prudente.
 
Sin embargo, el color debe seguir mereciendo atención porque es de hecho una característica muy distintiva y que atribuye al ave mucho de su belleza y particularidad. La imagen del arlequín depende en gran medida de la correcta y homogénea distribución del lipocromo y de la melanina.
La raza Arlequín portugués, tal como originalmente fue idealizada, debería tener como característica principal la coexistencia y alternancia de 6 colores: rojo / naranja, blanco, gris, castaño, negro y bronce. Estos colores y su mezcla son el resultado de la variación aleatoria, debida a las eumelanina negra y castaña y a la feomelanina, sobre el lipocromo de base. Para obtener la necesaria alternancia entre rojo y blanco fue necesario introducir aves con categoría Mosaico. Esta variedad de colores confiere al ave, sin duda, una gran belleza más allá de la rusticidad y alegría resultante de la gran mezcla genética.
 
La imprevisibilidad de los resultados, en lo que concierne a la pigmentación melánica, se debe al carácter multifactorial de la variación que hacen difícil o imposible la fijación genética. El estudio y la experimentación genética pueden, sin embargo, modificar los conceptos actuales. La aparente existencia de zonas de elección para la deposición melánica (hombros, cejas, etc.) nos lleva a considerar posible que existan reglas genéticas para estos factores.
El Arlequín portugués es actualmente la única raza que puede contribuir al estudio de estas reglas, bien para determinarlas o para confirmar su ausencia.
 
Como vimos, el ave debe ser multicolor (no se definen los colores, pero debe tener el máximo posible de colores en el fenotipo) y variados (manchas de eumelanina y / o feomelanina) con la presencia del factor mosaico (rojo en las zonas de elección y blanco tiza en las demás).
        El plumaje pintado o variado, con manchas melánicas, debe ser distribuido uniformemente a lo largo del cuerpo del ave, incluyendo alas y cola. Las patas pintadas complementan el aspecto global de la raza Arlequín Portugués.
        No podemos olvidar que el carácter aleatorio de la distribución melánica no permite obtener un diseño definido (por lo que no es una raza de dibujo), pero es deseable una uniformidad resultante de la distribución proporcionada. Se valoran especialmente las aves con marcado simétrico. En cuanto a los equipos las aves deberán presentar manchas melánicas del mismo tipo (color) y con distribuciones equivalentes.
 
        Como estándar (modelo de perfección) el ave deberá ser proporcionalmente manchada (deberá tener un 50% del cuerpo cubierto con plumaje melanico y un 50% ausente de melanina) y deberá tener parte del cuerpo con lipocromo rojo visible (las zonas de elección ampliadas pueden ocupar hasta 50% del cuerpo) presentando fuera de estas zonas plumaje blanco tiza.
        De la conjugación simultánea de estas zonas melánicas (melanina marrón y / o negra) y lipocrómicas (lipocromo rojo en las zonas de elección y blanco fuera de ellas) resultan todos los diferentes colores o tonalidades, por lo que la correcta distribución es fundamental para las aves de exposición. Es además una de las razas en que se define claramente la diferencia entre ave de exposición y ave de cría.
        La categoría mosaico se caracteriza (a diferencia de las categorías intenso y nevado) por una disposición del lipocromo limitada a las zonas de elección y con fenotipo dimórfico (la hembra presenta marcación diferente del macho). En el caso del Arlequín, un canario de porte, el hecho de tener presencia de factor mosaico no caracterizará la extensión y marcación del lipocromo, como en el estándar de color, sino solamente sobre el carácter dimórfico y la alternancia nítida entre el rojo (intenso) y el blanco (tiza).
 
        Se podrán exponer aves con zonas de elección más amplias (en especial en las hembras) como la intención de dar más impacto visual al Arlequín, siendo el exceso de lipocromo penalizado sólo si compromete la proporción y el equilibrio. La penalización será por la ausencia de proporción y nitidez y nunca por la evaluación en función de los patrones de los canarios de color.
        Incluso las aves con zonas de elección amplias tendrán presente la separación necesaria entre zonas de elección y zonas sin lipocromo, en proporción, nitidez, color y localización correctas. Este hecho es muy importante para no ser presentadas aves con lipocromo diluido por el cuerpo que, aunque importantes para la cría, muestran fenotipo próximo de la categoría nevada siendo por ello penalizadas.
 


martes, 4 de julio de 2017


ARLEQUIN PORTUGUES (1ª parte)
 
         El presidente de la comisión técnica de canarios de postura del Colegio Portugués de Jueces, D. Paulo Fereira, escribió este magnífico artículo sobre el Arlequín Portugués, que espero sea de gran utilidad para aficionados y jueces.

CUERPO – 20 puntos.
         El Cuerpo del Arlequín portugués debe presentar características distintivas que permitan la necesaria y suficiente individualización de este canario, frente a las restantes razas de postura, distinguiéndole más del canario de color. Esta rúbrica es de la mayor importancia y por ello tiene la mayor puntuación (20 puntos), y debe ser una prioridad de los criadores.
 
El cuerpo debe ser esbelto y alargado, pero no excesivamente estilizado para mantener algunas formas redondeadas que le confieren armonía.
Las características de plumaje de este canario (con presencia de factor mosaico) dificultan, como es sabido, la obtención de un cuerpo esbelto. En efecto, el cuerpo de las aves con la categoría mosaico (como las nevadas) tiende a tener líneas más redondeadas, debido a la longitud del plumaje, dificultando el trabajo de selección. Es necesario encontrar un compromiso entre estos factores, lo que requiere un trabajo arduo de selección, eligiendo los ejemplares de plumaje más adherentes.
 
El Pecho debe ser uniformemente redondeado, en el sentido de que forme un conjunto armonioso con el resto del cuerpo, sin marcación de ningún tipo, alto y robusto pero no excesivamente grande o ancho.
       El dorso no debe ser redondeado (ni cóncavo ni convexo), formando una línea con la cola, casi sin ángulos.
       Las alas deben ser proporcionadamente largas, bien adheridas al cuerpo y sin cruzarse o separarse. 

MOÑA / CABEZA – 15 puntos.
      El estándar actual se refiere a una moña en forma de tricornio, a diferencia de todas las demás razas moñudas que, como sabemos, presentan moñas ovales, elípticas o circulares. Sin embargo, es importante resaltar que, genéticamente, esta moña resulta de la misma mutación que originó las moñas ovales.
Todas las razas moñudas actuales (salvo la mutación de moña en herradura del Lancashire aún no completamente recuperada) derivan de la mutación original de moña ovalada, con sus variantes oval, elíptica o circular dependiendo de la raza y del tamaño y forma de la cabeza.
 
La moña preconizada actualmente para el Arlequín, en tricornio con 2 ángulos atrás y 1 ángulo virtual al frente, corresponde a una moña resultante de cruces con el Arlequín sin moña de cabeza estrecha, plumaje corto en la cabeza y sin cejas. Esta cuestión es importante para mantener la moña dentro del estándar.
Es evidente que, por razones morfológicas, el vértice frontal del tricornio / triángulo sólo puede alcanzarse parcialmente, siendo en la práctica ligeramente redondeado, razón por la cual se define un ángulo virtual al frente. Los 2 ángulos posteriores de la moña se definen mejor, dando la forma triangular.
 
Se admite el plumaje ligeramente levantado en la nuca, aunque se aprecian especialmente las moñas adheridas en la parte posterior de la cabeza.
La moña debe irradiar simétricamente desde un punto central, aunque no tan pequeño como en la raza Gloster, con plumas medianamente cortas.

La cabeza del Arlequín sin moña, como se mencionó, debe ser estrecha y alargada y hay que tener especial cuidado con el plumaje, conciliando la ya referida categoría de mosaico con la necesidad de plumas cortas en la cabeza, lo que permitirá mantener las moñas dentro del estándar pretendido.
El pico debe ser fuerte y proporcionado tal como corresponde a lo definido en el estándar y que es diferente de otras razas con pico corto y cónico.
       Los ojos deben estar centrados, ser vivos y bien visibles.

 
El Cuello debe estar marcado, destacando claramente la cabeza y dando un aspecto más altivo y vivo. El posicionamiento de la cabeza permitirá aumentar el espacio visual del ave pero también puede reducir el aspecto esbelto que se pretende. La longitud y la posición del cuello deben estar correctamente balanceadas para obtener el resultado deseado frente al estándar. Las zonas de unión cabeza-cuello y cuello-dorso-pecho deben estar bien delineadas y armoniosas sin ningún ángulo.
(continuará)

jueves, 13 de abril de 2017

LA LONGITUD DEL GLOSTER
La longitud del canario Gloster es uno de los temas más discutidos entre los aficionados y también entre los jueces. En los criterios de enjuiciamiento la reseña es: Máx. 11 cm.  Lo más pequeño posible. Realmente es muy difícil conseguir canarios que midan 11 cm o menos. Lo que ocurre es que, si el canario es de formas redondeadas y la cola es corta, entonces da la sensación de ser pequeño o muy pequeño.
Para medir de una manera relativamente objetiva el tamaño del canario, alguien tuvo la buena idea de colocar los dos palos de la jaula de exposición a una determinada distancia. Cuando el pájaro está en uno de ellos, dando la espalda al otro, la situación de la cola respecto al palo es una buena medida de la talla del canario.
 
La cola de este canario monta sobradamente sobre el palo. Si esto ocurre la mayoría de las veces en que el canario se mueve, la talla del canario es excesiva o bien la cola es demasiado larga.
Este canario también tiene la cola claramente montada sobre el palo, señal de que su talla es excesiva.
Otro Gloster con una talla excesivamente grande. La cola monta claramente sobre el palo o posadero.
Este canario muestra una talla correcta. La cola roza muy ligeramente el palo, pero no llega a montarse sobre él.
         Hay canarios que en determinadas posiciones no montan su cola en el palo, y en otras lo rozan ligeramente o no lo llegan a montar nunca. El juez (y el aficionado) deben valorar la posición que tiene el pájaro y ver si montan la cola de modo ocasional cuando está en posición muy horizontal, o si lo hace habitualmente.
Los ejemplares que habitualmente toman una posición muy erguida es difícil que monten la cola sobre el palo. Estos ejemplares parten con ventaja a la hora de enjuiciarles.
 
 
El criador debe ser el más exigente con la talla de sus Gloster y no intentar engañarse a sí mismo diciéndose que la cola no llega al otro palo y que sus canarios están en la medida adecuada. El único método para conseguir canarios pequeños es selección, selección y más selección.
A la hora de seleccionar a los Gloster por su talla haya que hacerlo por partida doble. Por un lado hay que seleccionar aquellos que tienen el cuerpo corto y rechoncho, y por otro hay que seleccionar aquellos que tienen una cola corta; cuanto más corta mejor.

miércoles, 15 de marzo de 2017

La selección de ejemplares como reproductores
Este interesante artículo es una traducción, con ligeras modificaciones, del  firmado por David y aparecido en la página   http://davidskaly.skyrock.com/.  
         Lejos de mí la idea de pretender considerarme un experto, y no pretendo considerarme en posesión de la verdad, yo querría simplemente exponer mi manera de practicar la selección de los ejemplares de cría. Este artículo se dirige principalmente a los aficionados  principiantes pues ciertos principios podrían ser válidos para otras razas de canarios.
         Regularmente recibo llamadas, correos electrónicos o simplemente asesoramiento sobre cómo seleccionar o adquirir las aves de cría, a veces los aficionados están mal orientados en este aspecto. Voy a tratar de compartir algunas ideas para no caer en algunas ideas preconcebidas como que "campeón x campeón = campeón" porque a menudo las elecciones de ejemplares para la cría se dirigen a adquirir ejemplares de 92 puntos o de primerísima categoría.
Es necesario saber que un buen gloster de exposición no es necesariamente un buen gloster para la reproducción. En efecto, es preciso distinguir entre pájaros de exposición y pájaros para criar.
Un buen ejemplar de exposición es un pájaro muy cercano al estándar, con una forma con defectos mínimos, con la talla lo más pequeña posibe y con un plumaje cerrado y sedoso. Un canario así tendrá las preferencias del juez. Un canario de trabajo es un ejemplar con ciertos defectos pero que aportará una calidad en cierto aspecto a los hijos de su emparejamiento. Normalmente compensará los defectos de su pareja o mejorará ciertas cualidades que trasmitirá a sus pequeños.
         El hábito no hace al monje : aunque el ejemplar posea las cualidades próximas al estándar eso no quiere decir que obligatoriamente las va a transmitir a su descendencia (El fenotipo no es igual que el genotipo) Aunque se emparejen dos « campeones » siempre puede ocurrir que la calidad de la descendencia no se corresponda con lo esperado. Lo que es necesario encontrar es un equilibrio entre el macho y la hembra. Por ello es necesario conocer los defectos y las cualidades de los pájaros que uno posee, como por ejemplo saber que un consort con una cabeza ancha y  plana no dará buenos coronas, ya que dará coronas anchas pero planas, y será preferible escoger un consort con la cabeza un poco más estrecha pero redonda. Ejemplares con un plumaje largo y abierto nos darán ejemplares muy grandes y pesados. Otro ejemplo : si se tiene una pequeña hembra con corona con plumas cortas y un buen cuerpo pero con una moña o cabeza pequeña, no será válida para una exposición, pero puede ser un magnífico ejemplar para trabajar con ella, pues emparejada con un macho consort de cabeza ancha y redonda (aunque tenga el plumaje largo) os puede dar buenos ejemplares con un plumaje equilibrado y una cabeza mejor.
         Un truco que me dijo un amigo criador : si en el nido descubrís buenos coronas, guardad tambien los jóvenes consort de ese nido, pues hay muchas posibilidades de que os den buenos coronas cuando se les utilice como reproductores.
No pretendais obtener el 100% de ejemplares excelentes de cada pareja, pero tened un objetivo a alcanzar con cada pareja. Este puede ser diferente en función de las parejas, me explico : algunos emparejamientos tendrán como objetivo conseguir buenos intensos, otros buenos coronas, otros un buen color o un color definido,... Mas tarde utilizareis estos pájaros para construir vuestra propia estirpe que será cada vez más homogénea con el paso del tiempo (situación a la que todavía no he llegado).
         Otro consejo : los reproductores elegidos en su primer año conviene echarles con varios ejemplares ya que así se puede apreciar mucho mejos las cualidades y defectos que ellos transmiten a sus hijos. En la siguiente temporada de cría, una vez conocidas las cualidades que transmiten ya se puede formar una pareja estable con la finalidad de conseguir bastantes hijos que tengan las cualidades buscadas.
Desde el punto de vista del color, el 75% de los reproductores deben ser verdes puros, con un plumaje apretado y duro. Estos ejemplares son necesarios para rectificar  un plumaje aligerado y fofo a causa de los cruzamientos con lipocromos, amarillo limón, satinados, isabelas o canarios de fondo blanco. Los intensos también son muy útiles, sin embargo un intenso con plumas largas es más adecuado para exponer, mientras que los de plumas cortas y duras son muy útiles para la cría, aunque tengan algún defecto de forma, conservelos.
         Hay que evitar repetir durante numerosas generaciones ciertos cruzamientos como : satiné x isabela ; isabela x bruno porque cada vez hay menos melanina en las plumas y además la pluma sera larga y abierta, con lo que se alargará el aspecto del canario y pueden aparecer los quistes.
David.


martes, 7 de febrero de 2017

ARLEQUÍN PORTUGUÉS
Fotos comentadas.
            Una de las características del canario Arlequín es su carácter multicolor. Las manchas lipocromas y melánicas deben estar presentes de una forma nítida y en una proporción equilibrada, tan equilibrada que en el estándar se especifica que el 50% del plumaje del cuerpo tiene que ser plumaje melánico y el otro 50% debe ser lipocromo. La falta de equilibrio es un defecto en esta raza y se penaliza.
            La distribución de las manchas es muy aleatoria y esa fue una de las causas de la desaparición de los canarios llamados simétricos. No se sabe cómo funciona genéticamente la distribución de las manchas, pero los buenos criadores las van fijando en sus criaderos de forma que la mayoría de los ejemplares tienen una distribución similar.
Este canario tiene una malísima proporción entre las manchas melánicas y lipocromas. Es evidente el dominio de esta última. Es un ejemplar totalmente inadecuado para presentar a un concurso, aunque puede servir como reproductor por cualidades tales como tipo, calidad de plumaje, moña, etc.
 
Este ejemplar está mucho mejor equilibrado. Según se le ve de este lado, la melanina cubre la mitad anterior del cuerpo y el lipocromo la posterior. Desde un punto de vista demasiado purista, el ala rompe ese equilibrio, aunque realmente es poco el desequilibrio que origina. Para mi gusto esa mancha lipocroma del ala forma una bella mancha alargada que se prolonga hasta la cola.
 
 Según se ve en la foto, la desproporción entre el lipocromo y la melanina, es mayor en este ejemplar que en el anterior. Todo el abdomen es lipocromo mientras que la espalda  tenía que ser toda melánica para que  existiese un equilibrio.  
 

Un ejemplar con muy buen equilibrio. Espalda y parte superior de la cabeza de color melánico y toda la parte inferior de lipocromo, que es ligeramente más extensa que la melánica. Pero la cola y parte inferior del abdomen equilibran muy bien esa proporción a la vez que hacen resaltar las formas del cuerpo del canario.
 
Un ejemplar con una distribución muy bella del melánico y de lipocromo. Moña y nuca melánicas; garganta y cuello lipocromo. Pecho melánico; parte opuesta de la espalda lipocromo. Alas melánicas y abdomen lipocromo. Nacimiento de la cola melánica, cola lipocroma. No es frecuente ver ejemplares con una distribución tan equilibrada y distribuida a trozos por todo el cuerpo.